viernes, 24 de septiembre de 2010

El bajaestrellas

Taller de narración :
LA IMAGINACION AL PODER

Había una vez un niño llamado Walter, el amigo le regaló un par de estrellas.
Él las colgó a la noche, no se daba cuenta que eran de verdad e iluminaban.
Al otro día se dio cuenta que eran de verdad.
Salto de la cama y dijo-¡Guau!
Es brillante, son estrellas de verdad e iluminan mucho a mí y a mi cuarto.

Ayala, Keyla 3ºB

Hace muchos años en 1812, había una nena llamada Soledad. Se cuenta que ella y su compañero Pablo vieron a la estrella más linda del planeta.
Lo mejor de todo era que estaba viva.
La felicidad era lo mejor del mundo.

Enriquez, Candela

En el garaje de Walter se veían muchas pero muchas luces. Como se veían tantas luces yo me levanté de la cama de un sólo salto. Luego vi un astronauta muy pero muy alto y traía una caja regrande.
Pensé -¿ Qué es esa caja gigante?
- ¡Ah son estrellas!
- El astronauta me contestó – Te regalo una.


Castronuovo, Luciano


Una vez hace mucho tiempo en la casa de un chico llamado Walter él se preguntaba cómo eran las estrellas de cerca.
Una vez miró al cielo y vio algo impresionante. Una estrella cayendo en el patio de su casa, les pidió a sus padres salir. Salió y vio un meteorito que se abrió a la mitad. También vio una estrella brillante como el sol. La llevó a su garaje y a la noche siguiente había dos estrellas y a la otra y a la otra y a la otra noche habían muchas estrellas .Ellas brillaban como locas andaban de acá para allá. Entonces llamó a los astronautas. Vino un astronauta y se la llevo arriba al cielo. Una noche vio en el cielo las estrellas formando su cara.

Gonzalez, Marcos

Había una vez un chico llamado Elián. Él estaba durmiendo y vio una luz y le fue a decir a su mamá.
-Hay una luz en el garaje.
-¿Cómo hijo hay una luz en el garaje?
-Bueno me voy a fijar
Elián vio una cosa blanca que era un astronauta que trajo un baúl lleno de estrellas. El astronauta le regaló una estrella y se fue a dormir.

Fernandez, Santiago

En el barrio de Juan decían que en su casa al anochecer todo brillaba. Entonces un amigo de Juan se interesó en eso. Fue a investigar. Luego dijo –Hay estrellas.
Pero nadie le creyó. Juan dijo que su papá era astronauta y le regalaba las estrellas. A partir de ese momento nadie más se interesó en las estrella

Gallardo, Gabriel

Un día un nene llamado Walter tenía un cohete de juguete y siempre jugaba.
Walter tenía un astronauta pero era de juguete.
Una noche el cohete y el astronauta estaban vivos y empezaron a crecer y crecer.
Walter se despertó y el astronauta era gigante y el cohete salió por la ventana, destrozó toda la ventana, fue al espacio. El astronauta le regaló estrellas.

Chanampa, Diego


Hace mucho tiempo un niño llamado Diego. Él quería ver a un astronauta. Un día le dijo a su papa que quería ir a la luna y ver un astronauta. Su papá dijo que no y él se quedo con ganas de ir. Entonces cuando era de noche se fue por toda la ciudad a buscar un astronauta. Al día siguiente su papá le dijo que él era astronauta.
González Ramos, Carla
Hace mucho tiempo un chico llamado Yony un día encontró un baúl que nunca había visto, se preguntó - ¿Qué tendrá el baúl?.
El gato de Yony se asustó cuando él abrió el baúl. Vio un montón de estrellas. él las sacó del baúl porque no brillaban , cuando las sacó dijo – ¡Guau siguen vivas!
Como el papá era astronauta le preguntó si las podría llevar al espacio, le dijo que sí. Las llevaron y desde ese día mejor dicho esa noche el cielo brilló más que nunca.

Cuesta Garzón, Daniela


En el baúl había algunas estrellas vivas y abajo del cielo no se prendían. Al no estar en el cielo no se encendían. Cuando estaban en el cielo brillaban y cuando brillaban dormía diego.
Martínez, Yanina

Ariel entró al garaje y vio que se iluminaba todo. Entró y prendió la luz pero no había nada, cuando la apagó otra vez estaba todo iluminado.. La prendió y vio en el techo estrellas. También un cohete y viajó hacia la luna paró el cohete y soltó todas las estrellas.
En el colegio siempre hacía estrellas porque le recordaba las estrellas que había en su garaje.

Pereyra, Ludmila

Estaban mirando las estrellas.
El astronauta nos mostró un baúl que cuando las estrellas estaban apagadas
Pablo agarró una estrella apagada y chiquita.
Después estaba muy pero muy iluminada y dijo -¡Ey! ¡Ey! al astronauta.
Despegaron al espacio y pusieron las estrellas y bajaron a la terraza.
Tomás